sábado, 4 de mayo de 2019

PAPEL Y TINTA


¿De qué serías capaz por cumplir tus sueños?
¿Qué tenía que hacer una mujer para lograr los suyos
en la España de principios del siglo xx?

Madrid, primeras décadas del siglo pasado. Elisa Montero, aunque de origen humilde, es criada desde niña por su madrina, una adinerada y misteriosa mujer perteneciente a la alta burguesía madrileña. La sensación de no pertenecer a ningún lugar y de cierta rebeldía ante los designios que otros han trazado para ella será algo que marcará su vida.
Elisa no solo buscará liberarse de las limitaciones que le imponen su condición de mujer y su posición social para lograr convertirse en periodista, sino que intentará tomar las riendas de su destino y entregarse al verdadero amor. Como testigo, la rabiosa y convulsa actualidad de una España entre guerras que la acompañará en su lucha por conocerse a sí misma y sobreponerse a sus propios prejuicios.




Un libro que me ha parecido genial por todo lo que aúna en sus páginas. Una historia que habla sobre el sueño de una chica en una época en la que a las chicas no les estaba permitido soñar. Elisa tendrá que luchar mucho para poder hacer aquello que desea aunque mucha gente no se lo pondrá fácil.

Me gusta la importancia de las mujeres. Es una oda a la lucha que se lleva haciendo desde siempre y muy bien metida en una época en la que no era tan fácil. Ni era fácil meter ese conato de feminismo en esos tiempos sin meter la pata y sin hacerlo demasiado irreal. Pero la autora lo ha hecho de una forma increíble. La ambientación es maravillosa, casi parecía que de verdad estábamos paseando por Madrid durante los principios del siglo XX. 

Me han gustado mucho los personajes secundarios que han ido orientando la vida de Elisa para intentar condicionar sus decisiones para bien o para mal. Pero ella ha sido una chica con ideas claras y ha sabido aprovechar lo bueno y lo malo para seguir el camino que quería desde el principio.

Creo que para ser la primera novela de la autora es genial cómo consigue meter al lector en la historia y lo bien que hila todo. Hace que la sociedad sea una protagonista más de la novela, una cosa que me ha encantado porque te mimetizas aún más con todo.

El personaje de su madrina, quizá no el más querido, me ha gustado mucho por lo bien que está creado, por lo real que es y no le falta detalle alguno. Es la típica antagonista que está al lado del protagonista, que va haciendo de las suyas pero disimuladamente.

Una novela diferente que me ha servido mucho para desconectar en días de mucho estrés de trabajo. Lo que busco la mayoría de las veces en un libro. 

1 comentario:

  1. Con ella estoy ahora. Y disfrutándola mucho como creo que también te ha pasado a ti. Una época de la que no he leído mucho en una de mis ciudades favoritas y de la que creo que repetiré. Saludos.

    ResponderEliminar